Inteligencia artificial y su importancia en las empresas

El uso de la inteligencia artificial (IA) ha ido incrementando en las empresas de forma gradual, sobre todo en aquellas empresas que están en el rubro de la innovación o tecnología. En este ámbito los profesionales coinciden en que la IA se convertirá en una de las principales tecnologías para poder facilitar el trabajo, simplificar procesos e impulsar productos.

¿Qué es y para qué sirve la inteligencia artificial?

La inteligencia artificial (IA) se refiere a los sistemas o las máquinas que imitan la inteligencia humana para realizar tareas y que tienen la capacidad de mejorar iterativamente a partir de la información que recopilan. Por lo tanto, su objetivo es facilitar los procesos y análisis para facilitar la vida de las personas y las tareas, sean mucho más sencillas de realizar.

Aunque es cierto que muchas organizaciones han empezado a apostar por la IA, todavía hay quien tiene dudas sobre su implementación y aplicación. Para resolver estas dudas, te comentaremos lo que esta tecnología puede hacer.

  • Automatizar procesos. La introducción de ciertas máquinas puede ayudar a mecanizar algunas tareas manuales para realizarlas con menos tiempo y menos recursos.
  • Analizar datos.  La inteligencia artificial ayuda, a organizar y ordenar la inmensidad de dichos datos para saber cuáles son útiles e interesantes para el modelo de negocio.
  • Asistir a los clientes. Al incorporar herramientas que permitan interactuar con respuestas automáticas es una forma muy eficiente de generar una relación necesaria con la mínima inversión de tiempo y recursos. Un ejemplo de estas herramientas son los chatbots.
  • Ayudar al equipo. La inteligencia artificial puede sustituir ciertas tareas que antes se realizaban manualmente, ayudando a mejorar sus procesos con información más detallada y mejor filtrada. Por ejemplo, los empleados, gracias a estos sistemas, pueden tener un trato más directo con clientes que, previamente, han sido filtrados y estudiados por la inteligencia artificial.
  • Innovar. El ahorro de tiempo y recursos es sinónimo de tener mayor capacidad para dedicarse a la innovación, la mejora, el crecimiento y la creatividad.
  • Aprender de los errores. La capacidad de aprendizaje de las máquinas es incuestionable y, cuando reconocen un fallo, son capaces de registrarlo para que no vuelva a suceder en el futuro. En consecuencia, mejora la productividad al asegurarse que el mismo error solo se comete una vez.

Consejos para integrar la inteligencia artificial en las empresas

La integración de la inteligencia artificial en los procesos de una empresa no es tan sencilla: la tecnología, los recursos humanos y mucho conocimiento son más que necesarios. Sin embargo, poco a poco, se puede conseguir. Aquí van algunos consejos:

  • Aprender acerca de la IA y aceptarla como un avance: Una de las primeras cuestiones que debe asumirse es que la inteligencia artificial, al igual que otras innovaciones, no ofrece un retorno inmediato.
  • La IA es una herramienta, no un empleado: Para que esta crezca y ofrezca mejores prestaciones, es fundamental que se alimente de datos e información. La coordinación de la estrategia de implementación de la IA es imprescindible.
  • La inteligencia artificial no acabará con la mano de obra: Se trata de una herramienta nueva como cualquier otra, y su ejecución y aplicación genera nuevas oportunidades para aquellos que se formen adecuadamente con el fin de ser los líderes en su coordinación y desarrollo.
  • Aprender de otras empresas que usan inteligencia artificial: No hay que tener miedo al éxito de otros, sino verlo como una piedra sólida en la que apoyar nuestro aprendizaje y crecimiento. Si otras empresas, aunque sean de la competencia, han implantado la IA, hay que observar cómo lo han hecho y replicar sus aciertos mientras se evitan sus errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.